Por qué esto nunca debió haber pasado

Por qué esto nunca debió haber pasado

Durante estas últimas 48 horas ha tenido lugar en el Parlamento de Cataluña una tragedia. No es una exageración, y sí una calificación polifacética. Una tragedia en el sentido teatral, pues se escenificó una obra cuyo guion fue escrito hace meses. Y una tragedia en sentido sentimental, valga la redundancia, porque a un demócrata le deberían poner los pelos de punta algunos de los momentos que se vivieron en ese hemiciclo histórico. Continúa leyendo “Por qué esto nunca debió haber pasado”

Hagan lo que quieran, pero no me mientan

Hagan lo que quieran, pero no me mientan

Hace mucho que no escribo, y honestamente tengo que reconocer que es porque no me apetece. Por una serie de motivos que no vienen al caso, últimamente no quiero entrar en el debate político porque, sinceramente, no creo que merezca la pena. Al margen de la proverbial cita de Machado, que cada día es más cierta —«en España, de cada diez cabezas, nueve embisten y una piensa»—, aportar razones no le importa a casi nadie. Enriquecer —tratar de enriquecer, más bien— el debate no sirve para mucho. Baste con recordar que el señor Presidente dice que no tiene «tiempo para hacer política» porque, atención, está «muy ocupado gobernando», como si hacer política fuera otra cosa muy diferente.  Continúa leyendo “Hagan lo que quieran, pero no me mientan”

Carta abierta a cualquier representante político que quiera leerla

Carta abierta a cualquier representante político que quiera leerla

Estimado señor, estimada señora.

No sé quién es usted, porque a estas alturas, no estoy en condiciones de saber a quién escribir. O a quién gritar, según como se mire. Y por ello me disculpo. También por la longitud de mis palabras, pero es que la mala leche combustiona muy bien.

Pero, verá, sólo el no saber a quién tengo que escribir ya es significativo. Estoy a punto de terminar las carreras de Derecho y Ciencias Políticas, y no tengo ni idea de cuántos de mis casi 24 años llevo dedicados a la política, que me apasiona. Yo ya he dado un mitin, ya he roto un carné, ya he firmado otro, y ya me he ido del país. Sí, aunque el destino es caprichoso y ha querido que precisamente esta misma mañana me haya comprado el billete de vuelta, yo salí de España hace casi dos años como estudiante Erasmus y luego me negué a irme de Noruega. Y aquí sigo. Desde aquí le escribo. Lo mismo anulo el billete… Continúa leyendo “Carta abierta a cualquier representante político que quiera leerla”

Es todo mentira

Es todo mentira

Esta mañana, la cadena SER publica un nuevo informe, basado en un USB incautado al que fuera gerente del PP de Madrid, en el que por lo visto se demuestra que Rajoy –ese señor que preside el Gobierno– en 2008 y Aguirre en 2007 y 2011 concurrieron a las elecciones de esos años incluso doblando el presupuesto autorizado para campañas por el Tribunal de Cuentas. Uno de los periodistas comentaba que a los ciclistas que pedaleaban por Francia dopados hasta las cejas se les retiraron sus podios, sus medallas y sus triunfos. Es ciertamente complicado volver a 2008 para quitarle a Rajoy sus escaños –por cierto, que ni con trampas ganó– y más complicado aún exigirle a Aguirre ocho años de Presidencia ganada con dinero negro.   Continúa leyendo “Es todo mentira”

Pero… ¿Esto qué es?

Pero… ¿Esto qué es?

Aunque esto es casi un secreto de Estado, lo voy a contar: el único debate entre representantes políticos que emite la televisión pública en España tiene lugar las noches del miércoles al jueves, de 00:30 a 1:40 horas, por si acaso a alguien se le fuera a ocurrir la peregrina idea de verlo. Días entre semana, horario intempestivo, formato cutre, decimocuartos o decimoquintos espadas de los partidos, y periodistas de guardia de las secciones de sociedad de periódicos de segunda, regionales o, incluso, digitales. Vamos, un coñazo. Pero para eso estoy yo aquí: para verlo con una caja de Trankimazin en la mano. Continúa leyendo “Pero… ¿Esto qué es?”