Ni está el mañana, ni el ayer escrito (I)

Ni está el mañana, ni el ayer escrito (I)

En su magistral relato del 23 F, Anatomía de un instante, Javier Cercas repite una y otra vez los tres adjetivos que definen al hombre alrededor del que gira ese instante infinito, en el que el fuego de los subfusiles sustituyó los síes y noes de los Diputados en votación: «solo, estatutario y espectral» es como el vídeo congelado muestra al presidente Suárez sentado en su escaño, cuando todos los demás parlamentarios de ese lado del hemiciclo habían desaparecido.

Continúa leyendo “Ni está el mañana, ni el ayer escrito (I)”

A cualquier precio

A cualquier precio

La moción de censura presentada por Pedro Sánchez es un ejercicio de responsabilidad. No sólo de responsabilidad por su parte, por parte del Partido Socialista, sino que es un ejercicio de exigencia de la responsabilidad política del Gobierno. El artículo 113.1 de la Constitución así lo establece: «El Congreso de los Diputados puede exigir la responsabilidad política del Gobierno mediante la adopción por mayoría absoluta de la moción de censura». Continúa leyendo “A cualquier precio”

Repetimos

Repetimos

Hasta que no he escrito la palabra, hacía años que no pensaba en aquel anuncio de natillas protagonizado por Ronaldinho, entonces estrella de un Barcelona sin procés. Pero es la primera que se me ha ocurrido, al margen de otras metáforas futbolísticas que también servirán en los próximos meses, tras los resultados del CIS de hoy, que vaticinan que Cataluña se convertirá, probablemente, en el mejor remake de «Atrapado en el tiempo», esa película de la que nadie recuerda el título o directamente lo cambia por El día de la marmota. Continúa leyendo “Repetimos”

Mentiras, malditas mentiras y estadísticas

Mentiras, malditas mentiras y estadísticas

Read this post in English

La famosa frase, atribuida por Mark Twain al ex primer ministro británico Benjamin Disraeli, clasifica en esos tres tipos las posibles mentiras. Del uso torticero de las estadísticas sabemos bastante en España, donde los periódicos nacionales ­­–por poner un ejemplo de esta mañana– acostumbran a sacar afirmaciones entrecomilladas atribuidas, generalmente, a un alto porcentaje de “españoles”, o de “votantes” de tal o cual partido. Partido que, casualidad, ha podido decir la semana anterior que iba a hacer lo contrario de lo que esa ingente masa de votantes, y el Consejo Editorial de turno, opina. Continúa leyendo “Mentiras, malditas mentiras y estadísticas”