Ruido o silencio

Ruido o silencio

Esta mañana he compartido un enlace en mi perfil de Facebook. Ahora mismo no importa cuál. Ayer, sin embargo, compartí una foto de mi adorado Oslo. Anteayer, cambié mi foto de perfil. El día anterior, una noticia, seguramente sobre Cataluña. El anterior subí una foto con Jaime, con Patry o con la pandilla de Gijón, o una entrada de este mismo blog, o quizás un chiste. Si seguís bajando, alguna foto más con familia, o paisajes.

Continúa leyendo “Ruido o silencio”

155 razones

155 razones

«La Unión Europea no tiene una policía que tenga que ejecutar las decisiones judiciales. No es necesario. Cuando el Tribunal de Justicia dicta una sentencia, se aplica y punto». Estas palabras de Antonio Tajani el pasado viernes en Oviedo, donde mi tierra entregó orgullosa sus premios Princesa de Asturias, siguen resonando. Las pronunció en español, con mucha contundencia y sin el más mínimo atisbo de duda. El Teatro Campoamor, poco dado a ponerse de pie si no es para el rey Felipe, terminó ovacionando al Presidente del Parlamento Europeo, que representa a quinientos cincuenta millones de personas. Continúa leyendo “155 razones”

A Antonio Navalón, de un Millennial

A Antonio Navalón, de un Millennial

Publica usted hoy en El País un artículo de los que se queda uno a gusto después de escribirlos. Le imagino reclinándose en su silla tras terminarlo, con un resoplido de alivio tras haber desahogado su frustración con esta generación, la mía, de irresponsables, incívicos, sordos y carentes de futuro. No me cabe duda de que le quita el sueño por las noches el pensar en nuestra grave situación, incapaces de alcanzar los éxitos que su generación, que hoy gobierna, nos deja a nosotros y a la historia. Qué harán estos inútiles, pensará usted, perdidos en Twitter y en Instagram, incapaces de procurarse nada por sí mismos y que, para colmo, votan de vez en cuando y su voto atolondrado vale lo mismo que el mío.

Continúa leyendo “A Antonio Navalón, de un Millennial”