Hagan lo que quieran, pero no me mientan

Hagan lo que quieran, pero no me mientan

Hace mucho que no escribo, y honestamente tengo que reconocer que es porque no me apetece. Por una serie de motivos que no vienen al caso, últimamente no quiero entrar en el debate político porque, sinceramente, no creo que merezca la pena. Al margen de la proverbial cita de Machado, que cada día es más cierta —«en España, de cada diez cabezas, nueve embisten y una piensa»—, aportar razones no le importa a casi nadie. Enriquecer —tratar de enriquecer, más bien— el debate no sirve para mucho. Baste con recordar que el señor Presidente dice que no tiene «tiempo para hacer política» porque, atención, está «muy ocupado gobernando», como si hacer política fuera otra cosa muy diferente.  Continúa leyendo “Hagan lo que quieran, pero no me mientan”

Justicia

Gallardón y Fdez. Díaz hoy en Justicia.El Presidente ni está ni se le espera hasta la Sesión de control del miércoles, por supuesto. Pero al menos esta vez su Gobierno ha tenido la decencia de enviar a Gallardón y Fernández Díaz a poner cara y voz al Estado.

Porque no ocurre todos los días que el Estado pierda un juicio contra una terrorista. Tampoco que tenga que excarcelarla cuando sobre el papel le quedan tres mil y pico años de condenas firmes que cumplir, limitados a 30 o 40 por el benigno Código Penal que, después de décadas de barbarie terrorista y chantajes a España, sigue vigente. Continuar leyendo »

El momento de cambiar un país derrotado

En el día apoteósico, ayer, en el que España ha rozado el precipicio -si es que realmente no ha caído ya en él- todo el mundo parece haberse puesto de acuerdo en que el Gobierno de Rajoy no terminará la Legislatura.

La absoluta soledad del Ejecutivo y su incapacidad manifiesta para expresar sus planes, sus proyectos y sus decisiones son probablemente los motivos fundamentales de este planteamiento, que no es nuevo pero sí mayoritario por primera vez. A eso se añade, claro, la grave emergencia en la que se encuentra España y que constituye una situación casi sin precedentes en nuestra historia. Nuestra deuda es insostenible, al igual que nuestra tasa de desempleo, nuestro déficit, nuestro tejido productivo…

El jueves cientos de miles de personas clamaron por todo el país en contra de la salvajada -sin matices- que suponen os dos reales decretos-leyes, convalidados en la clamorosa ausencia  del Presidente del Gobierno, en una agradecida demostración de unidad ante la política económica. Continuar leyendo »

España, Europa y otros mitos

Terminados los exámenes y otros asuntos pendientes, va siendo hora de volver a hablar de España. Mañana hablaremos del Gobierno, que dirían Tip y Coll, aunque últimamente hablar de lo primero parece imposible sin lo segundo, si no se trata de falsos nueves y euforia colectiva.

En este tiempo que llevo sin escribir han pasado muchas cosas y cambiado algunas. Desde la confirmación de Hollande en el Elíseo hasta los dos comicios griegos pasando por ese rescate que lo es para todos menos para los que lo piden y por la crisis más grave de la Justicia democrática. Continuar leyendo »

Otro fracaso en La Moncloa

Sala de prensa del Palacio de la MoncloaSon ya varias las ocasiones en los últimos tiempos en las que me sorprendo a mi mismo rompiendo una lanza en favor del ex Presidente del Gobierno Rodríguez Zapatero.

Es curioso, teniendo en cuenta que las críticas que le he dirigido en los últimos años han sido, cuanto menos, furibundas. Vaya por delante que, para mí, Zapatero ha sido y es el peor Presidente de la historia reciente de España; y, sin embargo, durante estos últimos 100 días he encontrado en Rajoy ciertas carencias que superan algunas de las de Zapatero, por imposible que me pareciera hace apenas un año. Continuar leyendo »