Two kinds of pain

Two kinds of pain

Una de las frases que más me han gustado del personaje de Kevin Spacey en House of Cards, el último hito de las series de televisión americanas y digno sucesor –que no reemplazo– de El Ala Oeste, dice así:

There are two kinds of pain: the sort of pain that makes you strong, or useless pain. The sort of pain that’s only suffering. I have no patience for useless things. (Hay dos tipos de dolor: esa clase de dolor que te hace fuerte, o el dolor inútil. El tipo de dolor que consiste simplemente en sufrir. Yo no tengo paciencia para cosas inútiles.)

Al margen de que Frank Underwood le ganaría unas elecciones reales a Obama, lo que ya es de por sí significativo, comparar a mi nuevo personaje fetiche con Mariano Rajoy sería como comparar –y tomo prestada la expresión, que me parece brillante– a Dios con una bicicleta. Continúa leyendo “Two kinds of pain”

El favor más grande de Susana Díaz

El favor más grande de Susana Díaz

Adelantar unas elecciones es una de las herramientas políticamente más fuertes de las que dispone un gobernante en los sistemas electorales parlamentarios. En ocasiones el adelanto puede resultar casi irrelevante ―el de Zapatero en 2011 lo fue; pocas cosas hubieran cambiado por tres meses más de agonía presidencial―, otras veces puede ser ciertamente decisivo ―el de Cascos en Asturias en 2012, que le costó la Presidencia para siempre― y otras, las menos, tiene consecuencias mucho más complejas de las que se podían prever cuando se firma el decreto de disolución del parlamento de turno. Continuar leyendo

Farsa a los pies de Carlos III

A medida que avanzan las horas, y con ellas los acontecimientos ante la Puerta del Sol, mi cabreo tiende al alza. De hecho, crece con cada individuo que entra en el recinto, y van varios miles.

Hace tiempo que digo que siento cierta identificación con el movimiento “No les votes”, y desde luego tengo muy claro que nuestra democracia podría serlo mucho más con una Ley Electoral justa, no como la vigente. Y creo legítimo, como he creído siempre, que el pueblo se manifieste cuando vea que su voz no es escuchada por quienes actúan como sus representantes políticos. Escribí al Congreso hace más de un año exigiendo la renovación política, la limpieza general en las Cortes Generales y el liderazgo que nos falta. Continúa leyendo “Farsa a los pies de Carlos III”