Ferraz, 70 (I)

Ferraz, 70 (I)

Aunque la política nos pertenece a todos, no todos tenemos -ni podemos tener- la mejor ni la única visión de lo que sucede. Menos aún en una situación como la actual, en la que la multiplicidad de actores y la complejidad de los problemas impide a casi cualquiera ver con claridad y distinguir los árboles del bosque. A eso tengo que sumarle el gusto -vamos a reconocerlo- de muchos de mis amigos por darle a la tecla. Esas dos razones me llevaron a pensar este fin de semana que aunque yo tenga una visión y una opinión de lo que ha ocurrido en el seno del Partido Socialista, ´ésta no es tan interesante como otras.

Así que abusando de su paciencia -mentira: todos estaban dándole ya a la tecla cuando yo llegué a pedir- he pedido un favor a tres amigos, que no se conocen entre ellos -aún- pero que tienen en común, además de su pasión por la política y su rotunda concepci´ón de ésta como servicio y sacrificio, su militancia en el PSOE. De ellos son los tres artículos que publico hoy, mañana y pasado. Y estoy seguro de que clarificarán, mejor de lo que lo haría yo, lo que ha pasado en Ferraz 70. El primero es de Francisco Sánchez Chamizo, que ya ha sido firma invitada y no necesita presentación. Gracias Fran por escribir; a todos los demás, gracias por seguir ahí.

Continúa leyendo “Ferraz, 70 (I)”

Certezas

Certezas

Mi cita favorita de Mario Benedetti es esa que tomó prestada de un grafiti en la pared de alguna capital de América del Sur, en la que dice que «cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas». Vivimos en un tiempo de certezas absolutas en el que la duda es un movimiento cobarde, una debilidad que se castiga de forma salvaje. A menudo no hay espacio siquiera para los matices, sino que todo es blanco o negro. Continúa leyendo “Certezas”

Carta abierta a Albert Rivera

Carta abierta a Albert Rivera

[Read a copy in English]

Querido Albert,

Hace muchos años –en comparación con los que tengo– escribí por primera vez una carta abierta, copiando la idea que había visto en un periódico. La dirigí “al Congreso de los Diputados”, que por aquel entonces estaba presidido por José Bono. Tuve la suerte de que algún responsable de La Nueva España decidió que merecía la pena, y fue publicada en el periódico a los pocos días. Para mi sorpresa e ilusión –y para asombro, o no tanto, de mi madre–, unos meses después recibí en mi casa una resolución de la Comisión de Peticiones de la Cámara, en la que se me daba cuenta de que, recibida mi «solicitud», dicha Comisión había acordado «trasladar a los Excmos. Sres. Portavoces de los Grupos Parlamentarios» la petición «de que se tomen medidas para solucionar la crisis que atraviesa nuestro país al carecer de líderes políticos.».

Siempre me pareció una forma un poco pobre de resumir todo el sentimiento que yo le había puesto a mi carta, y muchas veces me he preguntado si realmente alguien trasladó a los Excelentísimos Señores mi desesperanzada súplica, o bien sólo esa línea y media entre otras muchas. En mi carta al Congreso de hace siete años escribí a Sus Señorías que «lo que este país necesita, y cada vez con más urgencia, son líderes: líderes que vuelvan a llevar a la política al lugar de privilegio que le corresponde», que «España necesita políticos que dejen de serlo para convertirse en líderes que nos devuelvan la esperanza que hemos perdido» y que «jamás olviden que ustedes son privilegiados por poder asistir al Congreso a representar a los miles, decenas o cientos de miles de personas que cada cuatro años depositan su confianza en un sobre con su papeleta». Ciertamente, no fui muy benevolente con ellos… En esa carta también les confesé que «les habla un estudiante de 16 años que quiere llegar a ser algún día uno de esos 350 privilegiados que pueden votar por el futuro de España». Continúa leyendo “Carta abierta a Albert Rivera”

Pablo, yo también quiero ser Vicepresidente

Pablo, yo también quiero ser Vicepresidente

No me cansaré de repetir que la jornada política del 22 de enero, en la que Pablo Iglesias se proclamó Vicepresidente y horas después Mariano Rajoy declinó la propuesta del Rey para formar Gobierno, ambos con la única finalidad de presionar a Pedro Sánchez, fue revolucionara por estratégica en la política española de los últimos diez años. Eso no quiere decir, por supuesto, que hayan sido tan éticamente irreprochables como quieren hacernos creer. Continúa leyendo “Pablo, yo también quiero ser Vicepresidente”

Manual urgente: cómo formar un Gobierno

Manual urgente: cómo formar un Gobierno

Poco tiempo después de su proclamación, el Rey Felipe VI se quejó con amargura ­–por cauces, como siempre, indirectos y discretos– del injusto desprecio al que se sometía a la Corona desde Cataluña, donde Artur Mas se empeñaba en buscar todos y cada uno de los gestos posibles para vilipendiar al Estado y a su máximo representante. Continúa leyendo “Manual urgente: cómo formar un Gobierno”