El Hemiciclo recuperó el pulso

Tras el Debate sobre el estado de la Nación comencé una entrada en la que analizaba, cada cual juzgará con cuánto acierto, tanto el propio Debate como las consecuencias a corto y medio plazo. Hace ya un mes de eso y no tuve tiempo de terminarla, pero para evitar dejar el asunto sin tratar, y también porque no quiero dejar de publicar lo escrito, voy a insertarla ahora antes de pasar a la siguiente. Pido disculpas por el dislate y por las referencias temporales erróneas.

Mi silencio reciente no ha sido involuntario. Más aún, he querido hacer ejercicio de la prudencia antes de analizar con la seriedad y el rigor que merecen los últimos acontecimientos. Sin embargo, el Debate sobre el Estado de la Nación (DEN) celebrado la pasada semana me impone romper ese pretendido silencio. Continuar leyendo »