A cualquier precio

A cualquier precio

La moción de censura presentada por Pedro Sánchez es un ejercicio de responsabilidad. No sólo de responsabilidad por su parte, por parte del Partido Socialista, sino que es un ejercicio de exigencia de la responsabilidad política del Gobierno. El artículo 113.1 de la Constitución así lo establece: «El Congreso de los Diputados puede exigir la responsabilidad política del Gobierno mediante la adopción por mayoría absoluta de la moción de censura». Continúa leyendo “A cualquier precio”

La equidistancia es cobardía

La equidistancia es cobardía

Con la sesión de constitución que se ha celebrado hoy en el Parlament de Cataluña se ha formado el órgano que controla la Cámara: la Mesa. Durante la Legislatura anterior, el papel de la presidenta Carme Forcadell fue esencial en la vertiente institucional del procés. Sin el apoyo de la Mesa a las tramitaciones parlamentarias y, sobre todo, sin el control de los debates por parte de la Presidencia, los actos esenciales ―como la aprobación de las leyes de transitoriedad y del referéndum, o la propia aprobación de la declaración unilateral de independencia― no podrían haber tenido lugar.

Continúa leyendo “La equidistancia es cobardía”

Repetimos

Repetimos

Hasta que no he escrito la palabra, hacía años que no pensaba en aquel anuncio de natillas protagonizado por Ronaldinho, entonces estrella de un Barcelona sin procés. Pero es la primera que se me ha ocurrido, al margen de otras metáforas futbolísticas que también servirán en los próximos meses, tras los resultados del CIS de hoy, que vaticinan que Cataluña se convertirá, probablemente, en el mejor remake de «Atrapado en el tiempo», esa película de la que nadie recuerda el título o directamente lo cambia por El día de la marmota. Continúa leyendo “Repetimos”

Pablo, yo también quiero ser Vicepresidente

Pablo, yo también quiero ser Vicepresidente

No me cansaré de repetir que la jornada política del 22 de enero, en la que Pablo Iglesias se proclamó Vicepresidente y horas después Mariano Rajoy declinó la propuesta del Rey para formar Gobierno, ambos con la única finalidad de presionar a Pedro Sánchez, fue revolucionara por estratégica en la política española de los últimos diez años. Eso no quiere decir, por supuesto, que hayan sido tan éticamente irreprochables como quieren hacernos creer. Continúa leyendo “Pablo, yo también quiero ser Vicepresidente”