A favor de la Corona

A favor de la Corona

Finalmente, ha ocurrido: el Rey abdica la Corona en la persona de su hijo Felipe, que reinará a partir de la semana que viene –a más tardar– como Felipe VI. Es una decisión histórica para España; probablemente, la más trascendental desde la promulgación de la Constitución el 28 de diciembre de 1978. Yo me felicito por la decisión, valiente y audaz, aunque debería haberse ejecutado sin tantas señas que induzcan a pensar en una improvisación.

El reinado de Don Juan Carlos ha sido el más prolijo de cuantos se han sucedido desde que España es tal; es el mayor período democrático, de libertades y progreso que se ha producido en nuestra Historia. Y por ello el Rey debe abandonar el Trono con la seguridad de que cuenta con el agradecimiento unánime y sincero de los españoles en los que él confió para cederles el legítimo poder sobre el futuro del país.

Continuar leyendo »