Empieza la carrera hacia las urnas

Tres años han tenido que pasar para que un profesor nos pida a los estudiantes de Derecho y Políticas que sigamos y analicemos un debate parlamentario. Al menos ha sido uno de los más aceptables de los últimos años: el Estado de la Nación.

Es el segundo debate de Rajoy como Presidente y su octavo como líder del PP; también el segundo para Rubalcaba, y en total el vigésimo cuarto de la democracia. Como sabemos, se celebra en los años en los que no hay un debate de investidura; con la única excepción de 2012 (Rajoy arguyó que había sido investido en diciembre de 2011). Continuar leyendo »

Wake me up when September ends

Llegar a septiembre era lo único que necesitaba Moncloa para salir del trance. Y es que agosto todo lo cura.

El verano es el mejor momento del año para que se produzcan las crisis más graves y acontezcan los problemas más oscuros. Concretamente este curso, a las cúpulas políticas españolas les ha venido de perlas el drama en Siria para dedicar horas de telediario al genocidio de Bashar al-Asad, que el multipolar occidente es incapaz de parar, y evitar hablar de lo que pasa en España. Continuar leyendo »

El Hemiciclo recuperó el pulso

Tras el Debate sobre el estado de la Nación comencé una entrada en la que analizaba, cada cual juzgará con cuánto acierto, tanto el propio Debate como las consecuencias a corto y medio plazo. Hace ya un mes de eso y no tuve tiempo de terminarla, pero para evitar dejar el asunto sin tratar, y también porque no quiero dejar de publicar lo escrito, voy a insertarla ahora antes de pasar a la siguiente. Pido disculpas por el dislate y por las referencias temporales erróneas.

Mi silencio reciente no ha sido involuntario. Más aún, he querido hacer ejercicio de la prudencia antes de analizar con la seriedad y el rigor que merecen los últimos acontecimientos. Sin embargo, el Debate sobre el Estado de la Nación (DEN) celebrado la pasada semana me impone romper ese pretendido silencio. Continuar leyendo »