A Artur Mas

A Artur Mas

No estoy seguro de quién ha cambiado el estilo de escribir cartas, pero cuando yo entré en esto, y hace muy poco tiempo, se empezaba con una mínima fórmula de cortesía –estimado señor, querido Felipe, apreciados compatriotas… Depende del grado de cursilería del remitente–. No obstante, visto que las formas han pasado a ser lo de menos en este nuestro país (España, me refiero) y en esta nueva política de felicidad y flores, perdonémonos la cortesía esta vez.

Le escribo, por supuesto, en respuesta a su carta dirigida a mí. A mí y a otros 48 millones de personas, incluidos, por cierto, 7 millones y medio de catalanes, ya que el destinatario eran «los españoles», así que espero que haya recibido muchísimas más respuestas.

Continúa leyendo “A Artur Mas”

¿Es por las elecciones?

¿Es por las elecciones?

Esa fue la pregunta que me hizo a bocajarro la funcionaria consular de la Embajada de España en Oslo cuando ayer entré en el edificio con un «Buenos días, soy ciudadano español» –un poco peliculero, reconozcámoslo–. Ése debe de ser el estado de nervios que impera en todas las Administraciones que tienen que hacer frente al tinglado electoral; por supuesto, no se refería a las generales que se esperan –señor Presidente mediante– para noviembre, sino a las catalanas del 27 de septiembre. Continúa leyendo “¿Es por las elecciones?”

Doble tick azul

tick azulHace bastante tiempo que vengo pensando en la entrada del 10 de noviembre. Los escenarios eran variados: la guardia civil retirando urnas me parecía una imagen ciertamente evitable, pero por qué no un requerimiento contundente del Gobierno a Artur Mas para que cumpla la Ley, o quizás una declaración conjunta de los Grupos del Congreso en contra de un acto ilegal. Simplemente un llamamiento de alguien –que, llévense las manos a la cabeza, no ha existido– a los ciudadanos para que no secundaran esta farsa. Pero una vez más el Presidente ha superado las expectativas. Como dice Pedro J., que debe haberse caído del caballo con una galleta mayor que la de San Pablo, ayer Rajoy fue «la nada con gaseosa». Continuar leyendo

El final de la escapada

IMG_0086-0.JPGCuando esta mañana Artur Mas estampó su firma en un Decreto ilegal se rompió el Estado de Derecho que rige España desde la entrada en vigor de la Constitución de 1978.

Por mucho que el Gobierno —por boca de su nueva Presidenta, ya que Rajoy ahora es como el Rey y sólo nos sirve en el exterior; pero para mal— diga que tiene los mecanismos para que no pase nada más, la realidad es que ya ha pasado. Porque hasta ahora, que la Constitución y las Cortes Generales dijeran una cosa era suficiente para que se cumpliera. Hasta ahora.

Continuar leyendo »

El gato y el ratón

PREWEB21JL - Madrid - ESPAÑA - pag 4«El Tribunal Constitucional dará en mano a Mas la suspensión de la consulta». Con estas palabras titula hoy El Mundo, y les sigue una crónica en la que se explica que el presidente catalán planea escudarse en el período de vigencia de la Ley de Consultas que aprobará el Parlament en septiembre para convocar “legalmente” la consulta soberanista. Para los menos iniciados en Derecho, la explicación es sencilla. En el momento en el que la Cámara autonómica aprueba una Ley (en este caso, una en la que se permite que el Gobierno de la Generalitat convoque un referéndum de autodeterminación), ésta entra en vigor y por tanto despliega sus efectos; todo lo que se haga en virtud de ella es, desde un punto de vista técnico, legal. Continuar leyendo »