El porqué de acudir de nuevo a las urnas

Esta tarde, el Presidente del Principado de Asturias firmó in extremis el decreto que disolvía la Junta General y convocaba elecciones autonómicas, confirmando la primera de mis dos posibles hipótesis para este 2012.

La segunda era que se produjera una moción de censura firmada por PP y PSOE, lo que no ha ocurrido en el sentido estricto de las palabras, pero sí fácticamente. Porque el rechazo pactado los los presupuestos del Gobierno de Álvarez-Cascos supuso, como él mismo lo definió, una “moción de censura destructiva”. Moción de censura, porque impedía a todas luces que el Ejecutivo siguiera ejerciendo la labor que encomendamos los asturianos el pasado 22 de mayo. Y destructiva, porque en lugar de atreverse a presentar un candidato a la Presidencia del Principado han optado por forzar una situación de por sí insostenible. Continuar leyendo »

Año viejo, año nuevo

No quiero empezar sin pedir disculpas y dar las gracias, que como he dicho en varias ocasiones son dos verbos (el perdonar y el agradecer) que es sano conjugar con cierta frecuencia.

Disculparme, por mi mutismo en este último año, que ha sido el año del despegue de mi “actividad política”, por decirlo de algún modo; y al mismo tiempo, el del declive de este pequeño rincón de la Red. Una cosa va ligada a la otra, lógicamente. Pues aunque se podría pensar que a más actividad, más cosas que contar, también es cierto que a más actividad, menos (mucho menos) tiempo para escribir. Dicen que la llegada del nuevo año es momento de propósitos; el mío es no fallar a mis fieles lectores como lo he hecho últimamente. Por tanto, perdón.

Agradecer, porque WordPress ha tenido la gentileza de enviarme un completo informe estadístico sobre la actividad de Escaño Vacante durante 2011, y ha sido una muy agradable sorpresa constatar que en los últimos doce meses, las visitas de este blog se han multiplicado por cinco, y alcanzado una media de entre seis y siete visitas diarias. Por tanto, no puedo sino agradecer esta afluencia tan significativa y prometer que intentaré, en tanto en cuanto mis estudios y mis actividades me lo permitan, mantener una cierta constancia en las publicaciones. De corazón, gracias.

Continúa leyendo “Año viejo, año nuevo”