Olvídenlo todo

Olvídenlo todo

Cuando hace dos semanas me llegaban al móvil dos teletipos de El País –supongo que ahora se llaman notificaciones de la aplicación, pero uno es un romántico– prácticamente seguidos, yo estaba a punto de salir de casa a una reunión en la Universidad. El primero anunciaba que los partidos independentistas habían registrado en el Parlamento de Cataluña una propuesta de resolución que rompía el ordenamiento jurídico; el segundo, minutos después, anunciaba que el Presidente del Gobierno convocaba de urgencia a los medios de comunicación en La Moncloa. Continúa leyendo “Olvídenlo todo”

Seguiré siendo «kale borroka»

Seguiré siendo «kale borroka»

Nunca he compartido esa frase hecha de que «más vale pedir perdón que permiso», y eso que me gusta bastante más pedir permiso que pedir perdón, o, mejor dicho, me cuesta bastante menos. Supongo que de pequeño me enseñaron a hacer las cosas así; el caso es que hace unos cuantos años escribí un discurso –no preguntéis– cuyo inicio recuerdo aún hoy perfectamente: pedir perdón y dar las gracias es algo que debe hacer cualquier persona que quiera llegar a algo en la vida. Continúa leyendo “Seguiré siendo «kale borroka»”