¿Leemos la verdad, o lo que queremos leer?

Sociedad de Debates Complutense¿Existe la prensa libre? ¿Tiene España algún medio de comunicación escrita realmente independiente? ¿Leemos la verdad, o lo que queremos leer?

Miembros del jurado, compañeros de Torneo, señoras y señores, buenas tardes;

La parcialidad de la prensa española es un hecho. La libertad de prensa permite a cada Consejo de Redacción adoptar la línea editorial que considere más oportuna; pero no por ello debemos olvidar que en España no hay prensa objetiva, independiente y comprometida con su fin último: informar.

Estas afirmaciones no son gratuitas, sino objetivas; y su fundamento está a la vista de todos. Pondré dos ejemplos muy claros.

Desde hace casi dos años, la ciudadanía acudide al espectáculo mediático de la trama de corrupción destapada en Valencia. Los detenidos han copado primeras planas, los datos han llenado cientos de páginas. Especiales informativos. Suplementos monográficos. Un auténtico bombardeo.

Paralelamente, en enero de 2011 ingresaba en prisión un ex Consejero de Educación imputado por nada más y nada menos que cinco delitos: prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, fraude y negociaciones prohibidas.

El ex Consejero Riopedre no ha aparecido jamás en una portada de un periódico nacional. Nunca su imagen, entrando esposado en el Palacio de Justicia de Gijón, ha saltado a las primeras planas, pese a ser uno de los escasos cargos públicos de tan alto rango que han ingresado en la cárcel por tantos delitos. Aquí tienen las portadas de los dos principales medios nacionales el día después del encarcelamiento del ex Consejero: fútbol, terrorismo y cajas

ImagenImagen

El segundo ejemplo que quería traerles no es, entre comillas, “tan flagrante”, pero sí igual de ilustrativo: este pasado fin de semana, un periódico nacional publicó el ranking “Las 500 personas más poderosas de España”. La lista estaba encabezada por el Presidente del Gobierno; y tenía ausencias tan significativas como la de Su Majestad el Rey, que al fin y a la postre es el Jefe del Estado. Un detalle, este último, que para el periódico en cuestión no parece ser lo suficientemente importante como para incluirle entre los 500 más poderosos de España…

Pero, en fin, mi mayor sorpresa llegó al encontrarme, en el puesto número 8, por delante de diez Ministros, de los diecisiete Presidentes de las Comunidades Autónomas y de todo el Poder Judicial… al Director del diario que publicaba el reportaje. Periódico, por cierto, que ni siquiera es el más leído de España.

Esto quizá les pueda dar una idea, al menos aproximada, de lo que la prensa que se pretende “imparcial” y objetiva es en realidad.

No denuncio que los medios españoles publiquen lo que publican. Nuestro Estado de Derecho lo permite y son libres de hacerlo.

Pero sí creo que en el siglo XXI, en una España abierta y moderna, deberíamos poder contar con prensa humilde, veraz y objetiva. No es una fantasía. No es algo imposible.

No es, en definitiva, tan difícil.

Muchas gracias.

____________________________
Jaime Fdez.-Paino, en el I Torneo de Oratoria organizado por la Sociedad de Debates Complutense.

Facultad de Derecho de la UCM. Madrid, 11 de enero de 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s